Galileo, de Liliana Cavani

Resumen:

Galileo es profesor en Padua y está interesado por la astronomía. Inventa el telescopio y desarrolla nuevas teorías que le enfrentarán a la iglesia. Después del encuentro con Giordano Bruno en 1592 se convence de que es el sol y no la tierra el centro del universo: para la iglesia lo que dice Galileo es una herejía. Galileo, que continúa sus investigaciones en Florencia, es arrestado y procesado. Frente al tribunal de la inquisición en 1633, firma una solemne abjuración.

en Wikipedia

locandina_film_galileo

Comentario:

La directora italiana, Liliana Cavani, nos trae la vida de Galileo a la pantalla y, de paso, nos ayuda a conocer algo más de la filosofía y la ciencia que han construido el mundo en el que vivimos.

Una interesante película que resalta los momentos más críticos de su vida y su obra.

La primera escena nos muestra a sacerdotes, médicos y profesores de diversas materias ante un cerebro abierto, y a Galileo discutiendo la autoridad de Aristóteles con respecto a la ciencia. Galileo lo tiene claro “es este cadáver el libro de la verdad”. Pero para casi todos los congregados poner en tela de cuestión a los padres de la ciencia (Aristóteles, Galeno, etc.) es una terrible herejía.

Galileo - Teatro anatomico

El resto del metraje nos muestra a un Galileo científico y filósofo preocupado no sólo por poder ser un hereje o no, sino por avanzar, saber y descubrir. Es maravillosa la escena en la que aplica las nuevas lentes que ha diseñado al telescopio y este, por fin, funciona.

Pero el universo de Galileo es muy amplio: la óptica, la anatomía -el planteamiento sobre la máquina humana y cómo funcionan sus diversas partes, la filosofía, las matemáticas,… La vida.

Con todo esto, Liliana Cavalli, aún saca metraje para presentar como punto discordante y discutidor a Giordano Bruno, más radical e impetuoso. Un Giordano que lucha contra viento y marea por “liberar la razón”, y que acaba como todos sabemos -y si no lo sabéis ¡pues a ver la película o leer sobre Giordano Bruno!-.

Un punto de discusión entre Galileo y Bruno será Copérnico:

Bruno: “Sé que vais a enseñar en Padua, ¿enseñaréis la nueva teoría?”

Galileo: “No tengo pruebas, no quiero pasar por un visionario ni por un hereje. Copérnico dijo sin pruebas que la tierra se movía y se rieron de él.”

La directora italiana presenta a un Galileo muy humano, con miedo a las reacciones que puedan producir sus afirmaciones. Presenta las dudas y la crisis de un hombre de ciencia y de fe que no termina de poder dar el paso hacia la verdad. Pero “la verdad no debe dar miedo”, le recuerda Bruno.

Cavani2

Lo sitúa también ante la inquisición:

– “¿Dónde está Dios en este Sistema, profesor?”, le pregunta un dominico

– “Dentro de nosotros.”

Cavani insiste mucho en una idea: la libertad es una condición inherente para que el saber pueda darse. Por ello es muy importante la escena final, el juicio contra Galileo y las reflexiones que la directora invita  hacer:

– la Iglesia Católica no le da la razón a Galileo porque sería darle la razón a la Iglesia Protestante

– la matemática es un arma del demonio usada contra los profetas

– si eres un hombre de ciencia no puedes ser un hombre de fe

– hay que elegir entre lo que te ofrecen tus ojos y tu reflexión o la palabra de Dios

Galileo es la historia de un hombre que se debate entre el amor a la ciencia y a la verdad y su fe. Que ama a Dios pero no a la Iglesia que lo representa, a la que no entiende porque es una entidad que no ve más allá de su verdad y no intenta llegar a la Verdad.

Al finalizar el juicio, Galileo abjura de todos sus descubrimientos, de sus ideas, de su vida y, de lo que hoy sabemos, de la verdad.

Cavani3

ABJURACIÓN DE GALILEO

“Yo, Galileo Galilei, hijo del difunto Vincenzo Galileo de Florencia, a los setenta años de mi edad, constituido personalmente en juicio y arrodillado ante vos, eminentísimos y reverendísimos cardenales, Inquisidores generales en toda la República Cristiana contra la herética maldad; teniendo ante mis ojos los sacrosantos Evangelios, los cuales toco con mis propias manos, juro que siempre he creído, creo ahora y con la ayuda de Dios, creeré en el futuro todo aquello que sostiene, predica y enseña la Santa Católica y Apostólica Iglesia. Pero como por este Santo Oficio, luego de haberme sido jurídicamente intimado con precepto del mismo que debía abandonar totalmente la falsa opinión de que el Sol es el centro del mundo y no se mueve y que la Tierra no es el centro del mundo y se mueve, y que no sostuviera, defendiera ni enseñara de ninguna manera, ni de viva voz ni por escrito, dicha falsa doctrina, y tras haberme notificado que dicha doctrina es contraria a la Sagrada Escritura, he escrito y dado a la estampa un libro en el cual trato la misma doctrina ya condenada y aporto razones con mucha eficacia en favor de ella, sin aportar ninguna solución, he sido juzgado como vehemente sospechoso de herejía, es decir, de haber sostenido y creído que el Sol es el centro del mundo e inmóvil, y que la Tierra no es el centro del mundo y se mueve.

Por tanto, queriendo yo quitar de la mente de Vuestras Eminencias y de todo fiel cristiano esa vehemente sospecha, justamente concebida sobre mí, con corazón sincero y fe no fingida abjuro y maldigo y detesto dichos errores y herejías, y en general cualquier otro error, herejía o secta contra a la Santa Iglesia; y juro que en el futuro no diré nunca más ni afirmaré de viva voz o por escrito cosas tales por las cuales se puede tener de mí semejante sospecha; y si conociera algún hereje o sospechoso de herejía lo denunciaré a este Santo Oficio, o al Inquisidor u Ordinario del lugar en que me encuentre.

Yo, Galileo Galilei, antedicho, he abjurado, jurado, prometido y me he obligado como queda dicho; y en fe de la verdad, con mi propia mano he firmado la presente cédula de abjuración y la he recitado palabra por palabra en Roma, en el convento de la Minerva, este día 22 de junio de 1633.”

ceb23dfb49f6e3317328afbef2601977

FICHA TÉCNICA

Galileo, de Liliana Cavani. Italia, Bulgaria. Año 1968.

La película no es fácil de encontrar, así que os dejo el enlace a YouTube donde se aloja con el metraje completo (VOS):

Edito para corregir el enlace de youtube. Gracias a Taekyohn que ha dejado el nuevo enlace en los comentarios.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Taekyohn
    Ene 04, 2017 @ 14:23:55


    enlace renovado

    Le gusta a 1 persona

    Responder

  2. Miguel
    Jun 07, 2017 @ 14:32:39

    Galileo utilizó el fenómeno de las mareas como argumento para probar el movimiento de rotación de la tierra, argumento rechazado por sus detractores, que sostenían que se debía a la atracción de la luna y el sol.
    Es falso e inverosímil que hubiera dicho delante de los inquisidores “y sin embargo se mueve”.
    Las actas de la inquisición dicen “herético en la forma; y absurdo en lo filosófico” sugieren que lo herético en la forma fuera el haber usado la lengua romance en vez del latín; con respecto a lo de absurdo en lo filosófico es repetir la misma crítica que el suegro de Kepler (Ticho Brahe) había realizado a la hipótesis heliocéntrica unos años antes, tras haber calculado las distancias y tamaños que tendrían que tener las estrellas para que la hipótesis heliocéntrica fuera verdadera.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: