¿Filosoqué? – Introducción a la Filosofía Práctica

Desde la Universidad de Córdoba nos ofrecen un curso de Introducción a la Filosofía en plataforma MOOC, que tiene un propósito primordial, pero no único de divulgar contenidos filosóficos que pueden resultar interesantes para todo el público a la hora de reflexionar sobre la realidad, la vida, la política, el conocimiento, los valores, etc.

Este curso proporciona además al alumnado una aplicación Android que permite que todos los anuncios publicados durante el curso se notifiquen en el instante tanto en teléfonos móviles (smartphones) como dispositivos wearables (smartwatches).

Las personas interesadas pueden registrarse ya en la propia web del curso: http://www.uco.es/mooc/filosoque

El curso comenzará mañana día
7 de Abril de 2015

¡Ya puedes registrarte!

 

X Congreso Andaluz de Filosofía

boceto-cartel

PARA SABER MÁS PINCHA SOBRE EL CARTEL

¿Cómo ser filósofo hoy en día?, por Ramin Jahambegloo

A pesar de que la búsqueda socrática de la verdad se considera hoy una pérdida de tiempo, lo cierto es que la filosofía es más útil que nunca, porque trata constantemente de insuflar libertad en la vida política.

             socrates-statue               

Vivimos en una época de generalizado relativismo ético, que entre las nuevas generaciones ha creado una actitud de «todo vale», y también en una época caracterizada por un profundo escepticismo público respecto al papel crítico de la filosofía (algo no ajeno a esa actitud). Ahora, gran parte de la población cree que el compromiso socrático con la búsqueda de la verdad es una pérdida de tiempo y una forma de vivir idealista en un mundo globalizado. A los filósofos se los presenta como insignificantes inventores de conceptos cuyo único objetivo en la vida es luchar por asegurarse un puesto fijo en una universidad norteamericana o europea. Por lo tanto, es probable que la afirmación de que la filosofía es una actividad liberadora se acoja con cinismo y desdén.

Es interesante señalar que hace dos mil quinientos años, Aristófanes, en su obra Las nubes, retrataba a Sócrates como a un sofista amoral que enseñaba a la juventud ateniense a engañar mediante arteras argumentaciones. Sin embargo, en su sombría comedia Aristófanes no disuadía a los filósofos de abordar y cuestionar algunas de las creencias fundamentales en las que se basa la existencia del hombre en el mundo. Entre las principales preocupaciones de la filosofía ha figurado el desafío planteado por el concepto de libertad y su plasmación social y política. ¿Por qué a los filósofos les ha preocupado el problema de la libertad? ¿Por qué la libertad es la cuestión más importante que debe tratar un filósofo? La mejor manera de responder con claridad a esas preguntas es examinar las consecuencias que comporta dejar de lado el tema de la libertad.

De mantenerse la función del pensador cívico que observa las injusticias del mundo.

No hace falta decir que la libertad es la fuerza creadora que subyace tras el pensamiento filosófico, del mismo modo que la filosofía contribuye a la comprensión y la evolución del concepto de libertad. En consecuencia, los filósofos han intentado comprender la libertad de la forma más exhaustiva y crítica que han podido, no solo haciendo una aportación a su definición, sino a su propia materialización. “De ninguna idea se sabe de manera tan general que es indeterminada, ambigua y susceptible de los más grandes malentendidos (de los que, por tanto, es realmente víctima) como de la idea de libertad, y ninguna otra circula con tanta inconsciencia”. Esta afirmación de Hegel es tan certera hoy en día como cuando él la hizo, hace casi 200 años.

El concepto de libertad no solo se ha entendido deficientemente sino que también se ha utilizado de manera enormemente abusiva. Esta doble problemática de la libertad pone sobre el tapete de cualquier debate filosófico tanto la idea de que la propia filosofía constituye una lucha por la libertad como la de que una parte importante del hecho de ser libre radica en pensar de manera filosófica. Como se puede ver, el problema de la libertad se plantea siempre que se aborda la propia naturaleza del cuestionamiento filosófico. Si el objetivo de la naturaleza de dicho cuestionamiento es reflexionar sobre el concepto de libertad, para que los seres humanos puedan avenirse a ella, de alguna manera habrá que explicar que estos hayan llegado a abandonar ese cuestionamiento y cómo sería posible recuperarlo. Dicho de otro modo, la filosofía no es solo una forma de cuestionar el concepto de libertad y sus aplicaciones sociales y políticas, también es una forma de pensar y de interrogarse sobre la falta de libertad. El hecho de que el problema de la libertad y el del cuestionamiento filosófico se enmarquen mutuamente apunta a la posibilidad de que ambos sean elementos complementarios de un problema más profundo: ¿de qué manera la acción humana o la experiencia humana de la política se ven determinadas por ese entrecruzamiento entre filosofía y libertad?

Quizá, en lugar de coincidir con Kant y con Sartre en que nuestra humanidad reside en nuestra libertad, debamos reconocer que la creación política comporta una tensión permanente entre la institucionalización de la libertad y el cuestionamiento filosófico. De este modo, seremos libres para pensar en tanto en cuanto podamos optar por un examen más amplio del propio proceso intelectual. En consecuencia, en el proyecto que nos lleva a cuestionar y desafiar la realidad imaginable y materializable, podemos decir que la libertad es un gemelo no idéntico de la filosofía.

democracia1No puede haber una sociedad democrática sin un cuestionamiento democrático.

Postular que la filosofía es un conocimiento terminado y exhaustivo sería como definir y practicar la libertad desde ese mismo postulado. El encubrimiento del cuestionamiento filosófico por parte de la teología va unido a la pérdida de la naturaleza creadora y revolucionaria de la libertad. No cabe duda de que un individuo que ya haya accedido al cuestionamiento filosófico no podrá evitar la práctica abierta y libre que supone postular otros tipos de pensamiento y otras formas de lo imaginable. Es fascinante señalar que el cuestionamiento filosófico es una forma de pensar que puede producir fisuras en los muros que rodean el pensamiento establecido. En consecuencia, la filosofía, en tanto que interrogación crítica, se desarrolla en el espacio que separa el pensamiento libre que aspira a establecerse y el pensamiento ya propiamente establecido. Aquí es donde podríamos comenzar a comprender por qué la filosofía es la tarea constante de insuflar libertad en la vida política, en forma de correctivo empírico para la vida teológica.

rafaelsanzio_thumb

La filosofía tiene la labor cívica de resistirse a la idea de que existe una teoría total de la realidad. En consecuencia, exigir que la organización política de una sociedad se base en una teoría total y completa equivale a proclamar que la política es algo inimaginable y a poner fin a la libertad de pensar de otra manera, de pensar en algo nuevo. Dicho de otro modo, no puede haber una sociedad democrática sin un cuestionamiento democrático o, dicho con más claridad, sin un cuestionamiento cívico de la naturaleza de la democracia. No tiene mucho sentido hablar o escribir sobre filosofía si no hay que reflexionar sobre la naturaleza de la propia filosofía. Esta es la razón de que se deba mantener la función del filósofo cívico, en tanto persona cuyo intelecto observa las inhumanidades e injusticias del mundo (casi siempre en nombre de la filosofía), a pesar de que el concepto haya perdido hoy en día su vigor político. Aunque el carácter de los tiempos así lo sugiera, el académico en busca de plaza fija no puede sustituir al filósofo, que sigue teniendo mucho que aportar a la democratización de la sociedad. Sin duda los filósofos serán socialmente útiles mientras los seres humanos continúen creyendo que la palabra filosofía no es baladí. En cierto modo, la tarea cívica de la filosofía actual radica en la pugna entre pensamiento crítico y fanatismo. Sea cual sea el precio que los filósofos hayan de pagar por tener las manos vacías en su batalla contra tiranías irreflexivas y dominaciones hegemónicas, podemos esperar la victoria de un pensamiento democrático incluyente.

 

Ramin_spotlight-680x281

Ramin Jahanbegloo

filósofo iraní, es catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad de Toronto.

Traducción de Jesús Cuéllar Menezo. Publicado en
http://elpais.com/elpais/2012/12/17/opinion/1355762736_732197.html

En defensa de la Filosofía

convocatoria acto por la filosofía

Imagen

Seminario de Filosofía. Universidad de Sevilla. Septiembre 2012.

Si te interesa la filosofía, tienes tiempo libre en septiembre y ganas de preguntarte qué papel tiene la filosofía en nuestro mundo, si puede la filosofía mejorar el mundo, cuál es el sitio de la filosofía, entre otras cuestiones.

La facultad de Filosofía de Sevilla presenta el seminario “ESPACIOS FILOSÓFICOS . EL LUGAR DE LA FILOSOFÍA EN EL PRESENTE” organizado para los Cursos de Otoño de la Universidad de dicha ciudad.

Si deseas más infomación: http://institucional.us.es/cursosotonno/index.php?page=seminario-de-filosofia

SEMINARIO Fis 1. Del 17 al 21 de septiembre
ESPACIOS FILOSÓFICOS . EL LUGAR DE LA FILOSOFÍA EN EL PRESENTE
AULA: Aula 204. Facultad Filología
Coordinador: Dr. D. Manuel Barrios Casares

¿Qué lugar ocupa la filosofía en nuestro mundo? Tan dilatada como su propia historia es la de sus presuntas crisis y defunciones. Lo cierto es que, tras su aparente obsolescencia, la filosofía no ha dejado de extender su singular ejercicio de pensamiento a los más variados ámbitos de la realidad, la ciencia, la cultura y la existencia cotidiana. A través de un recorrido sintético por algunos de los motivos y lugares filosóficos más emblemáticos, en este curso se pretende reflexionar sobre su incidencia y vitalidad en los espacios del presente: la ciudad, el arte, la universidad, la política, el lenguaje o la historia.

Lunes 17, de 10:00 a 14:00 h

La filosofía como lugar de la crisis Dr. José Manuel Sevilla
Experiencia, viaje y traducción:
despedidas de la razón moderna
Dr. Manuel Barrios Casares
Martes 18, de 10:00 a 14:00 h Filosofía mundana Dr. Javier Gomá
Construir y habitar. Las claves
románticas de un “mundo mejor”
Dr. Javier Hernández
Miércoles 19, de 10:00 a 14:00 h Desplazamientos: de lo metafísico a lo poético Dr. Antonio Molina Flores
Pendiente Pendiente
Jueves 20, de 10:00 a 14:00 h El sitio de la filosofía. Una reflexión
sobre el nihilismo contemporáneo
Dr. J. Antonio Rodríguez Tous
En las afueras de la ley: filosofía y
ciudad
Dr. Francisco Lanceros
Viernes 21, de 10:00 a 14:00 h La casa de Wittgenstein, la cabaña
de Heidegger. Filosofía y  habitación del mundo
Dra. Carla Carmona EscaleraDra. Rosario Bejarano

 

A %d blogueros les gusta esto: