Ciudadano Zero

Una letra sin desperdicio. Para reflexionar detenidamente sobre la realidad.

Presentación

Siempre al nacer la aurora
vengo a preguntarme
la misma cuestión.
¿Cómo he llegado a esto
cuando dije acepto a esta sinrazón,
a este sol sin luz y sin mañana,
a este mar sin playa,
a este ser sin alma,
a este yo sin mi?
¿Cuándo dejé de ser alguien
para ser la sombra
que ahora veis aquí?
Siempre al nacer la aurora
vengo a preguntarme
que será de mi.

Yo perdí mi humanidad
cuando acepté el terror
de convertirme en un número.
Yo vendí mi dignidad
cuando ignore el dolor
y la miseria de otros como yo.
Yo entregué mi libertad
cuando asumí sin luchar
que mis derechos recortaran.
Yo les di mi honestidad
cuando dejé sin pelear
que como esclavos nos trataran.

Y ahora aquí me veis ausente de toda conciencia,
vivo para ser lo que ellos quieren que yo sea,
digo lo que digan que yo debo de decir,
vivo como digan que yo tengo que vivir,
creo lo creen que yo tenga que creer,
hago lo que ellos digan que debo de hacer,
pienso lo que piensen que yo debo de pensar,
ya nos controlaron, ya no hay marcha atrás.
Y ahora escúchame tú que me estás viendo
puede ser que a ti aún te quede tiempo,
escucha mi hermano esto que te cuento
alza el puño, exige, piensa, actúa
y clama lo que sientes, compañero,
¿o acaso quieres ser un ciudadano zero?

Popurrí

Como una marioneta quieren verte,
como una marioneta atada de manos y pies.
Como una marioneta
que no conteste,
que no proteste,
como una marioneta de piel.
Quieren que seas una gota de lluvia en su aguacero,
un granito de arena en su desierto,
una luz diminuta en su universo,
Un acorde afinado de su concierto.
Quieren que calles,
que no tengas voz,
que no seas cuerdo,
que se te anestesien los sentimientos,
quieren sedarte los pensamientos
de tu conciencia,
quieren ser dueños.
Quieren que seas un ciudadano zero.

Si quieres ser un ciudadano zero como manda Dios
que en tu salón no falte un televisor.
Con pantalla plana ¡así de grande!,
sonido envolvente y alta fidelidad,
para que a tu familia pueda embaucar,
ella es la cultura, la revelación suprema
que nos adoctrina Cristiano, Messi,… Belén Esteban,
nos enseña que vestir, y que comer
y hasta a educar,
para que tus hijos mañana sean un borrego ejemplar.
Somos una mercancía, somos una mercancía.
Nos registran al nacer
y en la escuela nos elaboran,
nos meten aditivos,
en la juventud liberan un producto llamado persona.
Somos una mercancía, somos una mercancía.
Nos clasifican según el color, según el destino, según el origen,
nos embalan con sus ropas,
nos adornan con sus chismes,
se venden niños en China
y mujeres en una esquina te dicen adiós,
revenden y revenden y revenden
sus encantos a cualquier postor
porque somos una mercancía, somos una mercancía.

Y a continuación el presidente de los EEUU de América
se someterá a las preguntas de los ciudadanos:
– ¿Para qué tanto presupuesto en armamento?
– Lo hacemos en nombre de la paz, nos osos violentos.
– ¿Y por qué occidente siempre invade otros pueblo?
– Estamos buscando terroristas por el mundo entero
– ¿Eso no tendrá nada que ver con el petróleo?
– No, no, no, ese es un comentario totalmente erróneo
– ¿Y entonces por qué no ayudan a Palestina?, ¿y por qué no arreglan lo del hambre en el mundo?
– Hacemos lo que podemos
– ¿Y por qué no le paran los pies a los banqueros?
– No, no, no, ¿cómo ha dicho? Perdonen pero desde aquí no me enero.
– Ciudadano quiero prometer que ya prometí que prometeré, que prometo hacer prometer que por esta vez no os la voy a meter. Y prometo que voy a luchar porque llegue el bien y se acabe el mal
– Él promete, él promete, el promete
Oh sí señor, oh sí señor, sí señor,
Oh sí señor, oh sí señor, sí señor,
él es el bueno y para el mundo la salvación.

Otro mundo es posible
de ti depende y de mi.
Otro mundo es posible
acaso vas a quedarte parado ahí.
No es fantasía lo que te he contado
ni es futuro ni es pasado.
Este cuento que hoy te cuento,
y no es cuento, ahora nos lo están contando.
Yo soy del pueblo del que está desahuciado
de los sin techo,
del anciano jubilado.
Yo soy la sangre del que pierde sus derechos,
que no te engañen tú eres uno de los nuestros.
Y exígeles compañero
justicia para tu pueblo.
Yo soy el hijo de la tierra explotada,
soy la costilla de los pobres de su patria,
yo soy la carne del que pierde su trabajo,
soy el hermano de los jóvenes paraos.
Llegó el momento paisano,
gritémosles puño en alto,
¡qué nos seremos sus esclavos!.
¡Qué no hablen más por nosotros,
qué decidan por ti
qué no nos digan quiénes somos,
qué no hagan nada sin ti,
qué nos seremos sus ceros,
qué hasta aquí hemos llegado,
Exprésate como pueblo
y ejerce de ciudadano!.
¡Ejerce de ciudadano!.

* * *

Tino Tovar
Ciudadano Zero, 2012

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. plared
    Nov 19, 2012 @ 22:33:38

    Quejas a las que cualquiera se subscribe pero….La alternativa donde esta?. Quizás esa sea la primera pregunta y después vendrían otras. Pero sin la primera brindis al sol y nada mas….

    Me gusta

    Responder

  2. Juan
    Nov 24, 2012 @ 10:42:20

    Las convicciones más arraigadas, esas son las que debemos cuestionar continuamente.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: