La paradoja del asno de Buridán

Se refiere a una situación paradójica en la que un asno que siempre tenía opciones bien diferenciables para realizar su elección, un día es colocado exactamente entre dos montones de heno de igual tamaño y calidad. La duda lo llevará a morirse de hambre ya que no podrá tomar ninguna decisión racional sobre cuál de los dos montones será su comida. Si bien ha sido nombrada en homenaje al filósofo francés Jean Buridan, la paradoja no fue originada por Buridán originalmente, sino por Aristóteles, que ejemplifica el pensamiento ante una decisión con opciones equilibradas o demasiado balanceadas, con un hombre que permanece inmóvil con tanta sed como hambre entre dos mesas. Una con bebidas y otra con comida. La paradoja es que la supuesta igualdad de condiciones puede condenar a elegir cualquier opción, pero la idea principal no era esa, sino la de elegir siempre la mejor opción. Habiendo dos opciones igual de “mejores” o “peores”, el panorama se complica. Se entra en ciclos de razonamiento complejos y el final es el que todos conocemos: la indecisión.

Para más información podeis consultar:

http://es.wikipedia.org/wiki/Asno_de_Burid%C3%A1n

 

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. marinamonper
    May 12, 2012 @ 02:05:10

    Qué curiosa paradoja, no la conocía. Pero vamos, que la tenemos presente siempre. Cuando había trabajo – porque ahora ya ni eso – cuántas veces no habrá pensado alguien: “Me quedo aquí que cobro X pero soy infeliz o me voy al que me ofrecen donde cobro x-y pero estaré más contento”.

    O un ejemplo más práctico para nosotras… ¿Concierto de Chiqui Calderón o de Marwan? Y al final ninguno de los dos 😛

    ¡A favoritos se viene el blog! 😉

    Me gusta

    Responder

  2. marinamonper
    May 12, 2012 @ 02:07:06

    Qué curiosa la paradoja, no la conocía. Pero la tenemos presente a diario. Cuántas veces cuando había trabajo – que ahora ni eso – habremos pensado: “Me quedo aquí que cobro X pero no soy feliz o me voy al otro donde cobro x-y pero estaré más contento”…

    O un ejemplo más práctico para nosotras… ¿Chiqui Calderón o Fede Comín? Y al final ninguno 😛

    ¡A favoritos se viene el blog! 😉

    Me gusta

    Responder

  3. Trackback: Agustín y el problema de la libertad « Este blog no existe
  4. Trackback: Sobre Guillaume de Lorges, El Acontista – hadapalabra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: